Calma

 

 

Calma, respira, que todo acabó. Mira hacia afuera el sol ya salió, ya veras. Que de a poco, todo va a pasar, sin pensar, ya no queda nada más.

Viento en silencio, que no encontrarás. Vienes de un sueño, se repetirá, ya veras. Que apareces, flotando amanecer. Sonreír, sin saber lo que es real.

Ya se fue, se acabó. Como siempre el tiempo se encargó. Vuelvo a ser. Entender. Nuevamente otro viaje comenzó.

Veo caminos… ¿ cual debo tomar?. De este silencio, me voy a aferrar y olvidar, que en un sueño, me quise refugiar. Despertar, aceptando la verdad.

Ya se fue, se acabó. Como siempre el tiempo se encargó. Vuelvo a ser. Entender. Nuevamente otro viaje comenzó.

Calma, respira…

 

 

Tú, solo tú. Lograste hacerme ver, nadie lo pudo hacer. Tú, luz de tus ojos que se queda en mí. Y en este caminar, no te quiero olvidar.

Quédate, solo un poco más, que sin ti, ya no soy yo.

Tú, solo tú, sabes que me hace bien, verte al amanecer. Tú, no hay nadie más ¿acaso no lo ves? Duermo sin respirar, sueño que no te vas.

Quédate, solo un poco más, que sin ti, ya no soy yo.

Frágil


Una cosa simple que no fue, un momento que jamás pensé vivir, ni coincidir. Entre prisa, frío y calor. Ya no había calma, solo descontrol. Me revivió. Inevitablemente, apareció.

Todo fue confuso al despertar, un cariño que no esperaba dar, ni recibir. Tanta claridad en mi interior.

Bienvenida emoción, siéntate junto a mi. Me confundo, explícame otra vez, no logro comprender. Cómo hiciste para aparecer y quedarte qui.

Una luz me hizo ver, un sonido despertó. Los colores del lugar y el amanecer y …

Bienvenida emoción, tanto tiempo estuvo sin sentir. Agotado, cansado de ocultar, sonrisas sin mirar. Escondiendo todo sin querer, me acorde de ti.

Una luz me hizo ver, un sonido despertó. Una luz me hizo ver, los colores del lugar.